Natalia Trenchi

consejos para hablar de belleza con las niñas

Autoestima en las niñas

“Las niñas sufren más de baja autoestima que los niños. Esto tiene que ver al parecer con el mensaje cultural que le damos los adultos de cómo “deberían” ser. La autoestima es algo que está a mitad de camino entre lo que creo que soy y lo que debería ser.”

¿Cuál es la importancia de trabajar la autoestima de las niñas?

Es fundamental porque la autoestima forma una parte muy importante de lo que es la fortaleza emocional. La autoestima es una instancia evaluatoria. Es lo que nosotros pensamos sobre nosotros mismos y el valor que nos damos, independientemente de lo que objetivamente valgamos u otros piensen de nosotros, la autoestima es lo que nosotros pensamos que valemos. Eso termina siendo un motor muy importante relacionado por ejemplo con la confianza en uno mismo, y creo que es muy importante que hablemos en este artículo específicamente de las niñas porque se da un fenómeno sociocultural muy importante que es que las niñas sufren más de baja autoestima que los niños. Esto tiene que ver al parecer con el mensaje cultural que le damos los adultos de cómo “deberían” ser. La autoestima es algo que está a mitad de camino entre lo que creo que soy y lo que debería ser. Por lo tanto, si las niñas de hoy creen que tienen que ser altas y flacas, entonces va a haber una enorme mayoría que se van a sentir muy desubicadas, muy fuera de la norma, van a sentir que hay algo equivocado en ellas. Las investigaciones son abrumadoras, cada vez más niñas chicas estan disconformes con su peso y forma corporal, con su pelo, con el tamaño de sus ojos, con los cambios corporales que van surgiendo a partir de la pubertad, hecho que las hace sentir muy mal. La baja autoestima conlleva otros problemas como el aislamiento social, la depresión, el refugiarse en el abuso de sustancias, los trastornos de alimentación, entre otros. Por todas estas razones es necesario trabajar en la autoestima de las niñas, en primer lugar por su bienestar, y en segundo lugar para prevenir trastornos graves.

¿De qué edades hablamos?

Estamos hablando de chicas de 7 años, niñas muy chicas. Las investigaciones dicen que el hecho de que no haya ropa de niñas, sino que las niñas usen ropa de grandes en talles chicos, pero que pretenden marcar partes corporales que pueden marcarse en un adulto, y que no están en una niña, es uno de los problemas principales que genera una baja autoestima. Se genera una sensación de discordia que no las hace sentir del todo bien. Peor aun es cuando la niña es obesa y no encuentra talle de ropa o tiene que soportar miradas espantosas de parte de quien le dice :“No, de tu talle no”; todo eso va minando lentamente la autoestima de la niña, porque muy lamentablemente seguimos basando la autoestima en el aspecto físico y ese es un gravísimo error.

¿Qué indicios podemos tener los padres para darnos cuenta de que las chicas están atravesando estos problemas?

Algunas se esconden o se retraen, se quedan en el útero seguro de su casa sin correr el riesgo de interactuar con otros. Otras se ponen agresivas, peleadoras. A mí me encantaría que cuando cada uno de nosotros la próxima vez que encuentre a una niña y le quiera decir algo lindo no le diga “qué linda estás” o “qué lindo tenés el pelo” y le digan, en cambio, algo con más esencia como por ejemplo: “siempre tan simpática” o “cariñosa”. Hay que darse cuenta que poner tanto énfasis en el aspecto es engañoso, es negativo, es empobrecedor de las cosas verdaderamente importantes. Los padres tienen que enseñarle de chicas a las niñas que todos tenemos derecho a ser uno mismo, no estamos cortados por el mismo molde, somos distintos y eso es fantástico.

Compartilo en Facebook
Unicef Natalia Trenchi