Natalia Trenchi

ninos

El deporte y la competencia

“En los niños debería ser practicado como una herramienta que sirva para aprender cosas útiles para la vida, además de desarrollar habilidades físicas, por esto es que recomiendo que la mayor competencia se incentive con uno mismo y no con otro.”

¿Porque es importante que los niños aprendan a competir?

Es importante que los niños aprendan a competir consigo mismos, que se juegue un deporte con el único propósito de ganarle al otro es una visión más profesional del deporte, creo que en los niños debería ser practicado como una herramienta que sirva para aprender cosas útiles para la vida, además de desarrollar habilidades físicas, por esto es que recomiendo que la mayor competencia se incentive con uno mismo y no con otro.

 

¿Es bueno para un niño ser “el mejor”?

Muchas veces es importante para los niños ser “el mejor” porque los adultos les inculcan eso, ser en número uno, y eso es ejercer una presión terrible que estresa a los chicos. Si le preguntamos a los pediatras, seguramente afirmarán que están cansados de recibir niños con dolores de cabeza, de panza o muy nerviosos, y son todas manifestaciones de estrés que provoca una baja en su calidad de vida y su bienestar emocional.

 

Así como hay niños que quieren ganar en todo, hay otros que no les importa ganar o perder, ¿es bueno que no sientan la competencia?

Si se plantea que un niño juega a algo y sobre todo le importa divertirse y no se pone mal si gana o pierde me parece muy bien porque puede rescatar lo importante del juego y no quedarse intoxicado con el resultado del mismo.

Si por otro lado, se plantea que un niño juega y no le importa nada, eso genera una alerta porque quizá a ese chico las cosas le estén preocupando muy poco, quizá este vibrando poco o no le estén llegando las experiencias de la vida o quizá el decir “No me importa si gano o pierdo” es porque de antemano cree que va a perder, porque se siente un perdedor, por lo que dice que no le importa o no le interesa.

 

Frente a un niño con esa característica, ¿los padres deberían consultar?

A mi criterio la consulta en salud mental tendría que ser igual que ir al pediatra, para poder ir consultando y recibiendo asesoría en el estilo de crianza y en las distintas etapas que hay que ir enfrentando en la vida, a veces una consulta especializada o buscando material para leer e informarse de otra manera.

Compartilo en Facebook
Unicef Natalia Trenchi