Natalia Trenchi

Madre e hija

Transmisión de valores

“Es más poderoso lo que se transmite por el ejemplo”

 

¿Qué son los valores?

Son un conjunto de ideas, de ideas que siempre transmitimos, cuando nos damos cuenta y cuando no nos damos cuenta. Son nuestras ideas de cómo funciona el mundo, como debemos relacionarnos con los demás, qué lugar ocupamos, qué lugar le damos a los demás. Todo eso son valores. Antes se discutía si los docentes debían o no debían enseñar valores.  Siempre los adultos estamos enseñando valores. No es necesario tener una materia que se llame valores, o que el papá se siente y le hable al niño de valores. Los valores se van transmitiendo cuando los ven vivir.

 

¿Cómo los trasmitimos?

Uno puede decir discursos fantásticos, y hablar mucho rato de la tolerancia, sobre el pacifismo, sobre una cantidad de cosas. Pero si luego de ese discurso tratamos mal a la primera persona que nos cruzamos en el camino, o tratamos insultamos al conductor del coche que va a adelante en el semáforo, o contestamos mal a los mismos niños con los que acabamos de hablar, los valores no se transmiten. Es más poderoso lo que se transmite por el ejemplo, a través de las acciones sostenidas a lo largo del tiempo, que el uso de un grupo de palabras que puede llegar en determinado momento y que quizá los niños lo pueden escuchar más o menos.

 

¿Qué deben tener en cuenta los padres?

Deben saber que los valores no se transmiten de una vez, se transmiten a lo largo de toda la vida. Se transmiten en momentos de convivencia. Hay una investigación que siempre cito, que subraya la importancia de que por lo menos una vez al día se comparta la comida en familia. Y es ese el único factor compartido por adolescentes sanos.

 

¿Cómo hacen los padres para transmitir valores cuando la televisión u otros medios de comunicación le transmiten lo contrario?

Los niños están expuestos a una cantidad de influencias, cada vez más. Los padres deben estar atentos a eso. Toda la familia debe atenderlos, los abuelos también, pero fundamentalmente los papás porque son quienes tienen la responsabilidad de transmitirlos. Los padres deben estar pendientes de lo que es la subcultura de cada edad.  De esa manera, los padres van a poder influir, hacer algo. Por ejemplo, deben saber a qué juego juegan y qué ideas le transmiten en los juegos a los que juegan. Los juegos de los niños de hoy, en gran medida ponen el acento sobre quién tiene más poder o menos poder. No sobre lo que está bien o lo que está mal.  Eso es un valor muy importante a transmitir. Si los papás se sientan a jugar con ellos a las cartas de Yughi oh por ejemplo, quizá se darán cuenta que en ese juego no hay buenos y malos.  Hay gente poderosa y con menos poder. Es un momento oportuno para introducir la charla sobre para qué utilizamos el poder. De esa manera logramos enriquecerles la vida y darles una mirada sobre las cosas que nosotros queremos. Si no, el maestro va a ser las cartas, o el dibujito animado. El niño tendrá valores recibidos en otras partes.

Compartilo en Facebook
Unicef Natalia Trenchi